Con respecto a la solución que aporta Porra, no me parece serio lo que le enseñaron en la cátedra de tránsito de la FIUBA. En efecto, la velocidad de 4,5 Km/hora lograda en una de las manos es mucho peor menorque la que se logra sin ningún control o planeamiento.